Estamos cerca de la estabilización del sector inmobiliario

Con un crecimiento del precio de la vivienda cerca del 3% gracias a la demanda de inversores inmobiliarios nacionales y extranjeros. Este se considera un crecimiento sostenido y sano y se reflejará con el aumento de obra nueva y también con la renovación de edificios.

Madrid, Barcelona y Valencia son las capitales donde se centrará el mayor interés de los inversores tanto nacionales como internacionales. También en Baleares y Canarias seguirá creciendo el precio del metro cuadrado, aunque en estas últimas ya se produjeron los mayores incrementos de precios durante el año 2016 que se cerró con un precio medio de 1.477 euros por m2. En el otro lado de la tabla encontramos a La Rioja, Murcia y Navarra donde el precio ha descendido un 1,23%, 1,08% y 1,19% respectivamente.

Se espera que las compraventas superen el medio millón este año, y esto significaría un crecimiento del casi el 10% respecto a 2016. El sector inmobiliario se aproximará así a la estabilización. La financiación por parte de las entidades bancarias ha echo que esta tendencia de compraventa esté en alza durante los últimos años.

El precio de la vivienda usada en España ha aumentado un 7,3% en tasa interanual. Barcelona y Madrid tienen subidas más generalizadas que el resto de poblaciones. Zaragoza, Valencia o Sevilla tienen un crecimiento inferior al 1,7%.

El precio máximo del metro cuadrado lo encontramos a finales de 2006, principios de 2007 cuando el metro cuadrado llegó a superar los 3.500€. Desde entonces hasta el último dato disponible (1.690€/m² – primer semestre de 2016), el precio de la vivienda había descendido un 51,56%.

Fuente: El Mundo Financiero

 

 

El sector inmobiliario en sostenida recuperación

La evolución de los datos referentes a la vivienda en 2016 nos muestran que a través de diferentes variables como serían los precios y el número de operaciones en el mercado inmobiliario o el mercado hipotecario, la tendencia de fondo es positiva.

Por lo que hace al mercado inmobiliario vemos que los precios hace ya dos años que crecen de forma sostenida sobre un 5% o 6% anual, claramente superior a las inflaciones previstas en Europa y España. Debemos pensar que partimos de caídas muy superiores al 30% y siguiendo a este ritmo, una recuperación será mucho más larga teniendo en cuenta también las demás variables que deben ser consideradas.

2016 ha sido el primer año desde 2010 donde el número de transacciones se ha cerrado con más de 400.000 compraventas anuales, esto significa un aumento casi del 14%. La demanda de vivienda por parte de extranjeros ocupa un 13% del total aunque los compradores británicos han descendido. Aumenta así el volumen de los compradores franceses y alemanes, y también de otras nacionalidades sobretodo interesados en la vivienda vacacional. Los máximos históricos de caídas de transacciones de hasta un 60% se situaron en el año 2006.

Visto así, el mercado va por buen camino aunque es necesario recordar que en el volumen total de compraventas todavía se incluyen una importante cantidad de operaciones de inversores y una demanda embalsada, que estaba a la espera de que se dieran las condiciones propicias.

En 2016 se inscribieron en torno a 280.000 hipotecas para vivienda, eso significa que un 30% de operaciones se realizaron sin financiación bancaria.

El mercado hipotecario también arroja cifras elocuentes, con una hipoteca media -capital prestado- que subió un 2% en 2016. En paralelo, los intereses han continuado bajos, aunque con un nuevo elemento, el aumento de las hipotecas a tipo de interés fijo, presente ya en más del 30% de los nuevos créditos hipotecarios, que, aunque puede encarecer algo el tipo medio, también se constituye en factor de estabilidad ante eventuales crisis.

A partir de ahí, todo apunta que la evolución del mercado inmobiliario e hipotecario se va recuperando moderadamente y lejos de los crecimientos del ciclo anterior.

Fuente: Expansión.

¿Dónde sube más el precio de la vivienda?

Las comunidades donde el sector turístico tiene mucho peso son las que están viviendo más de cerca el incremento de los precios en las viviendas.

El sector inmobiliario se recupera al igual que la operaciones hipotecarias, y esto se traduce en los precios de los inmuebles. Dejamos atrás la crisis en la que el mercado de la vivienda entró hace ya unos años. En estos últimos años los precios se han estabilizado y en algunas zonas han empezado a subir, también se nota que ya no hay tantas rebajas.

En el primer Informe de Precios de la Vivienda en España que corresponde al cuarto trimestre de 2016, se puede ver que prácticamente la mitad de mercados aumentaron sus precios en este periodo, y la otra mitad lo redujeron. Las variaciones de precio en ambos casos no superaron el 2%, no hubo grandes movimientos.

Las comunidades autónomas con más turismo como son Canarias, Comunidad Valenciana o Baleares es dónde más creció el precio de los inmuebles a finales del año pasado. En concreto, Canarias fue la que registró una mayor subida de los precios.

Comunidad Valenciana fue la segunda comunidad con más aumento en los precios con predominio de la segunda residencia. Se aumentaron un 1,14% y el precio medio de la vivienda en diciembre se puso en 1.245 euros el metro cuadrado.

En las Islas Baleares los precios subieron un 0,39% donde pasaron los precios de 2.068 euros el metro cuadrado a 2.076 euros.

En el otro lado de la tabla encontramos La Rioja, Navarra y Murcia donde han descendido los precios de los inmuebles en un 1,23%, 1,19% y 1,08% respectivamente.

En MG Inmobiliaria disponemos de una amplia oferta de inmuebles en venta y alquiler en la zona alta de Barcelona.

Fuente: Cinco Días

 

Recuperación lenta pero sólida del sector inmobiliario en los próximos trimestres

El crecimiento positivo de los precios, la inversión extranjera y la recuperación de las transacciones favorecen la recuperación sólida del sector inmobiliario. Esta dinámica seguirá así los próximos trimestres. En “Cuadernos de Información Económica” se explica que desde que comenzó la crisis, la caída de la actividad constructora afectó a la obra pública pero también a la residencial que es a la que le está constando más remontar.

La precariedad del mercado laboral sobretodo para jóvenes y las muy pocas expectativas de que esto vaya a mejorar, son los principales factores que determinan que solo los hogares con unos ingresos estables y con ahorros pueden comprar una vivienda. Este es el principal motivo en el sector inmobiliario y por el que no se ha recuperado todavía la edificación en este momento, igual que en ciclos parecidos a la recuperación económica.

En referencia a la actividad constructora, se cree que aún tardará en recuperarse del todo pero es posible que se asista a un inicio de edificación más intenso en las zonas de más demanda por las expectativas de aumentos de precios en un entorno de inflación.

La inversión foránea está encaminada hacia sectores como el comercial y logístico, y que la demanda residencial se sigue cubriendo con el stock de viviendas que existen actualmente en el país.

En las comunidades autónomas respecto a la financiación de su endeudamiento, se estima que sólo Navarra, País Vasco, Madrid, Castilla y León, La Rioja y Asturias están de vuelta a los mercados. En 2016 las regiones todavía cubrieron dos tercios de su financiación a apelando al Tesoro a través de mecanismos de financiación extraordinarios.

Se cree que es discutible que el Tesoro tenga que seguir incentivando la vía de financiación, disuadiendo de salir al mercado a quienes tienen al oportunidad y subvencionando el tipo de interés.

En MG Inmobiliaria tenemos una gran oferta de viviendas exclusivas en las mejores zonas de Barcelona (Sarrià-SantGervasi, Turó Park, Pedralbes, Bonanova, Tres Torres).

Fuente: El Economista